Diario de campo

marzo 26, 2010

Sábado 6 de marzo

Hoy tuve que cancelar una posible entrevista, porque no me lo permitieron en mi trabajo, ya que hay exámenes finales y piensan utilizar los salones, donde pensaba grabar, y mi entrevistada, no quiere que se realice en otro lado, así es que tuvimos que posponerla.

Domingo 7 de marzo

Me quedé esperando toda la mañana a mi entrevistada y no llegó, creo que ya perdí, ésta opción.

Lunes 8 de marzo

Hoy fuimos a la biblioteca Vasconcelos, hay un poco de información, que nos puede servir para la parte teórica, pero no es suficiente, necesitamos checar más opciones.

Martes 9 de marzo

Como hoy me mude de casa, no sé dónde diablos puse mis libros, y la grabadora.

Viernes 12 de marzo

Me está costando trabajo encontrar más entrevistados, porque los que están dispuestos, son mis conocidos y no queremos sesgar la información.

Martes 16 de marzo

Me pasé toda la tarde, transcribiendo entrevistas, necesito comprarme una grabadora digital.

Miércoles 17 de marzo

Como ambas tenemos muchas actividades fuera de la escuela, se nos está complicando ponernos de acuerdo; estoy bastante nerviosa, porque siento que nos está comiendo el tiempo.

Domingo 21 de marzo

Por fin tuvimos un día en común para trabajar en el proyecto, pero como nos dedicamos a buscar teorías, que nos ayudaran, teníamos que leer y se complicó porque la bomba de agua de la casa, hace demasiado ruido, y eso nos desesperó a ambas, además de que no acabamos de ponernos de acuerdo, en las teorías que pensamos utilizar; bueno, eso de la discusión, ya es costumbre en nosotras, pero creo, que es lo que nos enriquece. Yo estuve un tanto preocupada, porque Carmen vive lejos de mi casa, y no quería se fuera muy noche, porque la zona en la que vivo, no es muy segura que digamos.

Miércoles 24 de marzo

No nos alcanzan los colores para codificar, ya llevamos 25 y faltan cosas.

Jueves 25 de marzo

Disminuimos las categorías a 6, así ya nos quedo más claro.

Respecto a las entrevistas

marzo 26, 2010

Entrevista de kristal

Honestamente, me costó mucho trabajo, ésta entrevista, Kristal respondía muy tajante, y constantemente cruzaba la pierna o los brazos, creo que me faltó habilidad; me confié y pensé que había hecho un buen raport, pero fue evidente que todavía no había generado la confianza necesaria. Esto no es tan fácil como pensé, necesito practicar más.

Entrevista a Elvira

Elvira es una señora que ha venido a pláticas en el lugar donde trabajo. Y estoy encantada con ésta entrevista, porque además de que es muy suelta al hablar, el lenguaje no verbal, fue muy divertido, porque a veces se acercaba como para decirme un secreto, a pesar, de estar en un lugar sin gente; luego me ponía la mano sobre la pierna, como, con mucha confianza, pero,  recordé, la entrevista a Salinas de Gortari, en la parte donde, invade el espacio del entrevistador, y entonces, hice mi cuerpo hacia adelante, hasta que me soltaba la pierna y se movía un poco hacia atrás, entonces fue un ir y venir, es como lo que se mencionó en clase, entrevistar es como bailar, y así me la pase, llevando el baile con Elvira.

Solo espero que no se me haya pasado preguntarle cosas.

Entrevista a Tania

Aunque en un inicio, me sentía muy nerviosa, me está emocionando mucho, esto de hacer entrevistas, Tania es muy abierta, divertida y onomatopéyica. Creo que habló con mucha soltura. Espero haber cubierto, los puntos, que acordamos Carmen y yo; porque en ocasiones, sentí, como que me perdía y ya después me acordaba y regresaba; en lo que respecta al lenguaje no verbal, hubo momentos en los que me note un tanto invasiva, pero, cuando pasaba eso, me hacía, hacia atrás, solo que, también me tensaba.

Entrevista a Luna

Cometí una torpeza garrafal, no vi que la cinta ya se había acabado y creo que no se grabó, parte de la entrevista, afortunadamente Luna me dijo que no hay problema, que nos ponemos de acuerdo para volver a checar, la parte que no se haya grabado, y si no me equivoco, lo que faltó, era lo mejor (donde habla de su obsesión).¡¡¡¡¡aaaaahhhhhh!!!!!!

Entrevista cero

febrero 28, 2010

Ivonne: Hola ¿Cómo estas?

Tania: Bien gracias, ¿y tú?

Ivonne: Bien, ¿Te parece bien éste lugar para realizar la entrevista?

Tania: Si

Ivonne: ¿Estás cómoda?, ¿Necesitas algo?

Tania: Si, un coche, una casa de lujo (risas)

Ivonne: ¿Si recuerdas el tema de la entrevista?

Tania: Si

Ivonne: ¿Hay algún problema en que grabe?

Tania: No, pero no digas mi nombre.

Ivonne: No te preocupes lo voy a cambiar, puedes llamarte como tu quieras.

Tania: Está bien

Ivonne: OK Tania, entonces empezamos a grabar.

Ivonne: ¿Cuántos años tienes?

Tania: 18

Ivonne: ¿Estudias actualmente?

Tania: Si

Ivonne: ¿Qué estas estudiando?

Tania: Estoy en el CCH, ya estoy por terminar.

Ivonne: Ya casi sales, ¿Y piensas seguir estudiando?

Tania: Si, Psicología, bueno estoy viendo, si esa.

Ivonne: ¿O sea que vamos a ser colegas?

Tania: Si

Ivonne: ¿Eres de aquí del D.F?

Tania: Si, soy de aquí.

Ivonne: ¿Con quién vives?

Tania: Con mi mamá, mi hermano, una tía, un primo y mi abuela.

Ivonne: Bueno, Tania y cuando te digo autoerotismo ¿qué piensas?

Tania: Me suena como a darse placer uno mismo.

Ivonne: Y ¿crees que exista alguna diferencia entre autoerotismo y masturbarse?

Tania: Pues no, yo creo que son algo similar.

Ivonne: Cuando tú eras niña ¿oíste alguna vez hablar de eso?

Tania: No

Ivonne: ¿A nadie de tu familia?

Tania: No, de hecho no.

Ivonne: ¿Tú te puedes acordar, como de la primera vez que yo oí de ….?

Tania: No, no oí, fue más bien, que yo me di cuenta, porque, pues, a fin de cuentas, mi mamá, no me habla mucho del tema, y  pues, ya viajando en internet, pues, ahí se encuentra de todo, es de ahí. Bueno, ya más bien, también de los amigos en secundaria, cuando dicen, ¡que chaquetas! y esos rollos.

Ivonne: ¿Podrías decir entonces que en secundaria fueron tus primeras nociones de …?

Tania: A ha, ya cuando supe que es, fue (se queda pensando), si, en secundaria, o como por sexto, entre esas etapas, ese rango pues.

Ivonne: ¿y primero lo experimentaste con tu cuerpo, o lo viste, lo oíste, o qué? Cuéntame.

Tania: Como yo me juntaba, como que, con puros hombres, primero lo oí y dije bueno, pues a ver que, a ver que se siente.

Ivonne: ¿Y qué era lo que oías entre los chavos?

Tania: Primero se cohibían conmigo, y luego ya decían, pues es la banda, se junta con nosotros, y platicaban que: primero empezaban, que con los arrimones, ya después, que un día ahí bañándose, se empezaban a agarrar y ya después, le agarraban gusto pues.

Ivonne: Y tu te autoerotizaste ¿sola o con amiguitas, amiguitos, primos o qué?

Tania: No, sola, dije, primero sola y ya si se puede con más, ¿porqué no?

Ivonne: ¿Entonces, en tu familia no has oído hablar del tema?

Tania: Mi tía es la que a veces me dice algo pero..

Ivonne: ¿Y que te dice tu tía?

Tania: Me platico, que cuando era pequeña, ella se metió el dedo y sintió rico, pero cuando lo platicó con una tía, le dijeron, ¡ay no!, ¡que cochina!, y pues ya, pero bueno, al menos con mi tía, porque mi abuelita y mi mamá, no, ellas no.

Ivonne: ¿se podría decir entonces que la idea en la familia, era como de eso es sucio?

Tania: Si

Ivonne: ¿y tu no sentías confusión, como, de digo, no digo?

Tania: No, pues una vez casi me cacha mi mamá, pero ¡ay! (risas) uff, uff.

Ivonne: ¿Cómo estuvo?

Tania: Fue una frustración grande, estaba en el cuarto de mi abuela, estaba viendo yo la tele, y pues no había nadie, y ya, ¡uuuui!, estaba aburrida la tele, y ya cuando llego mi mamá y me dice ¡¿Qué haces?!, y yo dije, nada. Creo que hasta la calentura se me bajo.

Ivonne: ¿no te dejo terminar?

Tania: No, porque ¿Qué haces?, ¡ahh! estoy viendo, ¡no, no, no! ,¿Estas loca?,( se queda reflexionando y dice),o a lo mejor si me cacho y se hizo como la que no, pero..

Ivonne: ¿No te hablo del tema, no te dijo nada?

Tania: No, afortunadamente no.

Ivonne: ¿Y entre tus amigas han tenido pláticas  de éste tema?

Tania: Uff, claro que sí.

Ivonne: ¿Y qué te cuentan?

Tania: Bueno, es que la mayoría, son como menos experimentadas.

Ivonne: ¿O sea que eres la experimentada de la palomilla?

Tania: No, pero pues si, algo similar, pero bueno, un día una amiga nos contó, que en la bañera, se fue a la casa de una prima y tenía ahí tina o jacuzzi y con la manguerita, así, ¡trrrrr!(hace señas, indicando que su amiga se introdujo la manguerita en la vagina), pero leve pues.

Ivonne: ¿Y las demás que?

Tania: Pues las demás, bueno, una, es así como que muy tranquila, porque ella dice que se excita si se toca los pechos, y así, pero como que muy superficial, y la otra, pues, fue la de la bañera.

Ivonne: Bueno ¿Cuándo tu te masturbas, lo haces con las manos, o con algún artículo, un juguete, o con qué?

Tania: No, la economía no alcanza para juguete, pero, no se, bueno, primero fue con las manos, ya después dije, con una cosa que se asemeje, el desodorante, algo coquetón, antojable, no, pero es más bien, con las manos.

Ivonne: ¿Y te gustaría probarlo con algún artículo, juguetillo?

Tania: Pues si, porque no, son llamativos los colores. (risas)

Ivonne: ¿Tú piensas que es normal que la mujer se autoerotice?

Tania: Si

Ivonne: ¿Y a partir de cuándo piensas que lo empezaste a ver normal?

Tania: Yo digo que ya desde que, bueno, cuando decían, ¡ah! yo también, yo dije: entonces no soy la única, porque los chavos (pausa y se queda pensativa), al menos ellos lo hacen como más, así, cada rato. Pero ya cuando también otras lo hacen, pues no soy tan puerca.

Ivonne: Pero si es normal ¿porqué no lo has comentado con tu familia?

Tania: Primero, porque no tienes como la misma mentalidad, o con las amigas, como quiera, es en coto, y ya te la agarras de bajada, pero pues en la familia, es así como que hay no (se persigna), bueno en el caso de mi mamá, pues si sería así.

Ivonne: ¿No hay la confianza para hablarlo abiertamente?

Tania: No, a lo mejor y tú quieres hasta hacer una broma y como que no, y mi mamá dice: a lo mejor ya le has de haber puesto con veinte, como que no agarra el cotorreo chido.

Ivonne: O sea que ¿ella cree que con el hecho de que tu te masturbes, eres ya más activa sexualmente, y ya le andas poniendo con alguien?

Tania: Si

Ivonne: ¿Y lo platicas con alguien más de tu familia, como primos(as) y demás?

Tania: Pues, a veces con primos, cuando empieza el coto, y dicen ¡ahh!, ¿y cuando fue?, a lo mejor dices pues yo así, pero como la mayoría son hombres, pues, a veces tienes un poco de pudor, pero, pues ya cuando fluyes, pues ya.

Ivonne: ¿Lo platicas con confianza?

Tania: Si

Ivonne: ¿Y cuándo te llegas a masturbar, fantaseas también?

Tania: Pues a veces sí, dices, mira con éste papasuqui.

Ivonne: ¿Y es artista, cuate, chavo que te gusta…?

Tania: Es una combinación entre todos, pero nunca le ves la cara, es lo que me decepciona (risas).

Ivonne: Y el cuerpo ¿cómo es?, ¿cómo te lo imaginas?

Tania: Creo que lo único que alcanzo a visualizar son las nalgas.

Ivonne: Y tu ¿porqué razones te masturbas?, ¿O sientes que haya un momento en particular que te haga sentir muchas ganas de hacerlo?

Tania: Pues si

Ivonne: ¿pero crees que sea cuestión de temporadas, o situaciones?

Tania: A lo mejor y de todo, bueno, de temporada no tanto, pero yo creo, que más bien de situaciones, por ejemplo, si no estás con tu novio y ves a unos que se están caldeando bien sabroso, y dices, hay como se me antoja, a lo mejor y esas son las situaciones que digo si.

Ivonne: Piensas ¿porqué yo no?

Tania: Si, y pienso si con él no puedo, pues yo sola.

Ivonne: ¿Y con tu novio nunca has hablado de éstas situaciones?

Tania: Pues si y lo ponemos en práctica.

Ivonne: ¿También hay el jueguito y la masturbación juntos?

Tania: Si

Ivonne: ¿Si tú compararas, en pareja o sola, cuál sería más satisfactoria para ti?

Tania: Pues es que, cada una tiene sus detalles, porque pues uno mismo sabe hasta donde llega, y el otro a lo mejor y no le calcula, y lo disfrutas más, pero va variando.

Ivonne: ¿Y la masturbación es previa a la penetración o cada quién se masturba y ya?

Tania: Si, es previa a la penetración

Ivonne: ¿Nunca lo has intentado así como que cada quién?

Tania: Si, pero nada más yo, y el otro como que, voy a ver, pero si.

(Pausa porque entra al baño, y sale rápidamente)

Ivonne: ¿Cómo ves, tú, el cómo se está manejando el tema en los medios de comunicación?

Tania: Yo creo que todavía sigue muy censurado, porque, a lo mejor podrán decir waw, pero no, realmente la gente, quizás dice: yo si me dedeo, o como quieras llamarle, y así, como que dicen: ¡que pedo!, o entre broma y broma, ¿Qué, no te llenan?, o casi siempre, es algo así, de que no te satisfacen, pero, pues yo no le veo lo malo, pero, como que en general, como que todos llevamos la misma educación, así, de ¡ay , noo!, ¡ el sexo es malo!, pues yo creo que como que todavía está muy cerrado, como que lo ven mal, pues.

Ivonne: Si compararas con hombres y mujeres ¿dirías que la mujer está en desventaja respecto a éste tema?

Tania: Creo que en ciertos casos, en la sexualidad, la mujer está en desventaja, por lo mismo, el hombre, es bien macho, y yo todo lo puedo, y la mujer, pues, también, pero es más reprimido, lo que haga la mujer, a lo que haga el hombre.

Ivonne: ¿Hasta con éstas pláticas?

Tania: Si, es más fácil que un hombre llegue y te hable, abiertamente, a que una mujer, por lo mismo, en el hombre, normalmente llega y te dice, pasa esto. Incluso en la misma escuela, es más fácil que te hablen de la masturbación masculina, que de la femenina.

Ivonne: ¿Crees que les falte información a los maestros, que hablan respecto a esto?

Tania: Bueno, la maestra que llevo ahorita, te abarca bien el tema, pero yéndose años atrás, desde secundaria y en los años de primaria, yo creo que si les hace falta más información de la masturbación femenina y cosas así.

Ivonne: ¿Has visto algún programa de televisión que hable de esto?

Tania: No, así que recuerde, no.

Ivonne: ¿Crees que internet sea lo más acercado?

Tania: Pues si, es como que muy raro que en la televisión o en el radio, te hablen algo así, en una revista, pues a lo mejor sí, pero en una revista especializada, no en una que te hablen de temas generales.

Ivonne: ¿Qué anécdotas tienes como guardaditas de éste tema?

Tania: (Risas), cuál de todas, es que si hay varias, de susto y otras, de cómo la gocé.

Ivonne: ¿Las de susto?

Tania: Un día, masturbándome, pensé, en si no había algo más profundo, porque mis dedos de salchicha, la verdad no me llenan, y dije, pues a ver que encuentro, y ya encontré un cepillo, y ándale, métetelo, y ya después dije, ¡ayy! (cara de dolor), y no mames, si me dolió, pero oye, me metí el mango, no las cerdas (risas), y luego dije, ya no lo vuelvo a hacer, y ya después, pasa el tiempo, y lo sigues haciendo, yo creo que esa vez, si dije, ¿qué hice?, porque si sentí muy extraño, no fue tanto placer.

Ivonne: ¿Y de placer?

Tania: La de mi mamá, cuando me cachó, fue como de adrenalina, ya después pensar, casi me cacha, pero, vamos, te acuerdas, de eso, yo creo que son como las que más recuerdo.

Ivonne: ¿Y tú crees que pudieras hablarlo abiertamente, bueno, ahorita lo estás haciendo y te lo agradezco, pero crees que pudieras manejarlo igual con los hombres?

Tania: Pues, es que también depende con que hombres, porque por ejemplo, yo con mis amigos, somos un grupo de chavas y chavos, y pues, entre nosotros, hablamos, abiertamente, pero más, el amigo que es gay, es el que hace que nos juntemos, porque tanto puede pensar como mujer, o como hombre, y ahí, es como donde se abre el debate.

Ivonne: ¿Crees que él es el que posibilita hablar de todas estas cuestiones? ¿Crees que sin él sería lo mismo?

Tania: Pues no, yo creo que ya no sería tanto un grupo de chavas y chavos, sería, como que el grupito de chavas, y el grupito de chavos, o a veces los chavos se abren un poquito más, pero a lo mejor, no sería tanto.

Ivonne: ¿Si tú pudieras proponer algo respecto a la masturbación femenina, que propondrías?

Tania: Que no fuera tan mal visto, que es algo normal, ¡ahh!, y que bajen de precio los consoladores (risas), es como que lo principal, también los jodidos, tenemos placeres.

Ivonne: ¿Crees que son muy caros?

Tania: Depende el tamaño (risas), para que uno se llene.

Ivonne: ¿Según el tamaño es el precio?

Tania: Es que varía mucho, porque sus texturas, y todo, y uno, como que quiere experimentar de todo, y que nada más te alcance para uno.

Ivonne: ¿Entonces si se te hace caro éste tipo de productos?

Tania: Yo creo que si ya se está volviendo más común, que lo bajen.

(Tania hace señas de que es hora de irse), por lo que le agradezco, y le digo que la visión de los jóvenes es muy importante, y le comento la posibilidad de volver a entrevistarla en caso de que se me haya escapado preguntarle algo, sonríe tranquilamente y accede.

¿Cómo decidimos el proyecto?

febrero 28, 2010

Carmen y yo comenzamos a platicar sobre las características que nos gustaría que tuviera nuestro proyecto, y entonces dijimos: si somos mujeres, que sea un tema de mujeres.

Luego señalamos que tenía que ser candente, del que no se hablara mucho.

Después, comenzamos a platicar respecto a una charla que días antes, había tenido con algunos compañeros de trabajo, que bromeaban sobre la masturbación femenina, pero, que yo al escucharlos, les comencé a preguntar de forma más seria, si ellos habían escuchado alguna vez a una mujer o a alguien de su familia, hablar de sus prácticas autoeróticas; y respondieron que no, luego, comenzaron a externar sus anécdotas al respecto, pero casi todas coincidían en lo poco que se habla de dicho tema.

Carmen también comentó que con el grupo de mujeres que trabaja se da una situación similar, a pesar de que se habla de manera abierta, de muchos otros temas.

Por lo que decidimos tratar de profundizar en el mismo, y comparar lo que hombres y mujeres dicen al respecto.

Entrevista a empleado de la Sex Shop

febrero 26, 2010

La tienda a la que asistí a hacer mi entrevista se llama Eroxxx; está ubicada en la calle Puerto Acapulco Nº 63 Depto. 8, en la colonia Casas Alemán, el lugar es muy pequeño, y hay muy pocos artículos, cuenta con dos cabinas y es atendido por su dueño José Armentia (nombre cambiado), que tiene 53 años de edad.

José: Hola te puedo servir en algo.

Ivonne: Hola buenas tardes, me llamo Ivonne Garza, y soy estudiante de Psicología Social y estoy realizando una tarea en la que espero que me puedas ayudar; la tarea consiste en entrevistar a un trabajador de una Sex Shop, pero lo tengo que grabar crees que puedas ayudarme.

José: Estas de suerte, porque yo soy el dueño y hoy es el último día, estoy cerrando el lugar.

Ivonne: ¿Porqué?

José: Por qué me subieron mucho la renta, fíjate, pagaba $6000 y ahora me quieren cobrar $9000.

Ivonne: ¿Y porqué tanto?

José: Ya se dieron cuenta los desgraciados que el negocio si deja, y como se acabó mi contrato de arrendamiento, ahora me quieren cobrar más.

Ivonne: ¿Y qué piensas hacer?

José: Me voy a cambiar a una plaza, donde voy a pagar $4000 y pasa mucho más gente.

Ivonne: Entonces te va a convenir mucho más no José.

José: Si

Ivonne: Bueno pero cuéntame ¿cómo decidiste empezar con éste negocio?

José: Yo trabajé mucho años como ejecutivo de crédito, entonces quise hacer un cambio en mi vida, drástico, y pensé, ejecutivo, algo que sea drástico y pensé en la Sex Shop por que a ver, yo realmente viví mucho tiempo esclavizado a mi trabajo, entonces no es que mi sexualidad no la haya yo disfrutado, pero como que elimine toda ésta parte, entonces dije bueno, cuando eres ejecutivo trabajas muchos años, a veces, pierdes, dejas algo, algo que no has disfrutado, entonces dije, que es lo que no has disfrutado completamente, mi sexualidad.

Ivonne: Y fue eso lo que te llevo a poner éste negocio, ¿pero como le hiciste?

José: Primero investigué lo que es sexualidad, investigué todo lo que son los productos, entonces dije, eso es lo que voy a hacer, nada que ver con mi vida.

Ivonne: ¿Entonces no tenías nada de conocimiento, de los productos?

José: Nada, nada, no tenía conocimiento, no sabía muchas cosas que ahora se obviamente, que la gente te platica, sus fantasías, su modo de tener sexo.

Ivonne: ¿Y no te desconcertaba lo que te platicaban?

José: Al principio sí, bueno, no me espantaba, por que digo, a cierta edad no te espantas, pero si te das cuenta de que existen muchas cosas en la sexualidad y que los juguetes tienen mil maneras de utilizarse, porque al fin y al cabo son juguetes, no tienen nada de malo, entonces la gente regularmente si explota su lado sexual.

Ivonne: ¿También los ejecutivos?

José: Mucha gente no, cuando trabajamos mucho tiempo, no la explotamos como debe de ser.

Ivonne: Oye y tu familia y tus conocidos ¿qué decían de éste cambio?

José: Obviamente todos se sorprendieron, mis hijos no, ellos ya son grandes, son profesionistas, entonces tienen una mente más abierta, mi esposa, pues tampoco lo vio tan malo, y a la mayoría de la gente, si les cayó de extraño que un ejecutivo que después vende artículos sexuales, así como de ¿Qué le pasa al señor?, pero al fin y al cabo las decisiones las tomo yo.

Ivonne: ¿Y fue una decisión difícil José?

José: Si fue, no difícil, pero sí fue como un trago amargo, que el ejecutivo se dedicara a vender sexo.

Ivonne: Y ahora ¿Qué opinas de la decisión? ¿Es un negocio redituable?

José: Está padre, sí es rentable, salen, no solo los $6000 pesos de renta, me estoy cambiando porque bueno $9000 de renta, ya es excesivo, pero, voy a continuar con esto, después de 5 años, me voy a cambiar a otro lado, eso es todo, es el cambio que voy a hacer.

Ivonne: Bueno, y cambiándole un poquito, ¿tu crees que con tu pareja cambio tu vida a partir de la Sex Shop?

José: Obvio, obvio, claro, en muchos sentidos, porque así tiene uno cierta cultura, que al fin y al cabo, eso es lo que menos te pones a investigar, ni siquiera en internet, todo lo investigué de internet, nadie me lo platicó, entonces cada artículo, tuve que investigar para qué servía y ya con la experiencia de aquí, pues obviamente, vas aprendiendo más cosas.

Ivonne: Entonces con lo que te decían ¿fuiste tomando más experiencia?

José: La mente de la gente es.., a veces uno no se imagina, yo sigo considerando que el sexo no es malo.

Ivonne: ¿Qué es malo?

José: Lo único malo, para mí, en el sexo, es que alguien te obligue, eso es malo en el sexo; de ahí en fuera, tu puedes hacer con tu cuerpo, lo que tu quieras, si eso te causa placer, eres libre de hacer lo que quieras.

Ivonne: ¿Y tu vida personal cambia?

José: Obviamente, porque dice uno, a ver, esto yo porque nunca lo experimenté durante tantos años, y si yo los vendo, bueno, y en fin.

Ivonne: Y aquí en el negocio ¿Qué vienen más? Hombres, mujeres, ¿Qué?

José: Hombres, el 80% de las personas que llegan son hombres, pero muchas mujeres vienen, solas, acompañadas, de todas las edades.

Ivonne: ¿Mujeres?

José: Realmente todos los productos, todo el sexo, está hecho para las mujeres, no para los hombres.

Ivonne: ¿Por qué dices?

José: Un vibrador para quien, para satisfacer a la mujer, quieren retardar su eyaculación para complacer a la mujer, quieren usar un lubricante, todo es para la mujer, no para los hombres, nosotros no disfrutamos tanto eso, las mujeres sí.

Ivonne: Bueno y a las cabinas ¿Quién entra más?

José: Obviamente hombres, el 90% de la gente que viene son hombres.

Ivonne: ¿Entonces?

José: Bueno, ambos disfrutan.

En ese momento sonó su teléfono celular y después de contestar dijo:

José: Chingao, es el pinche casero que viene para acá.

Ivonne: Bueno, entonces hasta aquí dejamos la entrevista, pero te lo agradezco mucho

José: Si tienes una duda, que pena, por que esto cierra.

Ivonne: Si, hombre, pero, de verdad, te lo agradezco mucho, no sabes como me ayudaste con mi tarea.

José: Gracias

Ivonne: Gracias a ti José, y que te vaya muy bien con tu nueva tienda.

José: Gracias, hasta luego

Ivonne: Hasta luego

Visita a Sex Shop

febrero 26, 2010

Después de oír a Carmen (compañera de equipo y amiga), expresar sus temores y a pesar de que yo ya había asistido con anterioridad a una Sex Shop, mi temor empieza a surgir y me pregunto ¿Porqué una hora?, ¿No es acaso mucho tiempo?

Voy en el metro rumbo a dicha tienda y comienzo a conjeturar si voy a estar nerviosa, que creo que va a ser menos divertido ir sola; pero por otra parte, porqué los nervios si ya se como es y sé lo que pasa ahí, que es solo una tienda, etc. Noto además que tengo prejuicios, que desearía ir acompañada, y que mi pensar es contradictorio.

Pienso que cuando hablé con Carmen me sentía segura y hasta le dije todo un alegato respecto a sus miedos, y si ella pudiera verme en estos momentos, seguro estaría riéndose de mí.

También recuerdo a un profesor, que a menudo me  dice —si tienes miedo, solo siéntelo, observa lo que pasa y haz lo que tengas que hacer. —

LA TIENDA

Está ubicada en el Eje Central muy cerca del cine Teresa, es un edificio rosa, que llama la atención con respecto al resto de las construcciones por su color y letras de EROTIKA. En la planta baja solo hay un pasillo con un aparador que muestra algunos artículos, el pasillo dirige a unas escaleras que llevan a la tienda, está decorado con luces neón de color rosa.

El lugar es bastante amplio, si lo comparara con el tamaño de departamentos pequeños, tal vez ocuparía dos.

Los artículos mostrados, están  separados por habitaciones (por decirlo de alguna manera). En la entrada están los condones y lubricantes, en una parte están las películas (divididas según las preferencias), en otra lencería y disfraces, en una más hay juguetes, también hay una sección de cabinas.

El personal que atiende el local son en su mayoría jóvenes, hay más hombres que mujeres, y son ellos quienes abordan a la gente que entra diciendo cosas como – bienvenido(a), si deseas algún artículo te lo podemos mostrar sin compromiso–, y demás cosas por el estilo.

Decidí previamente guardar la libreta y estar ahí solo como alguien que va a comprar, y sacarla o decirles el motivo de estar ahí, solo en caso de que fueran insistentes para ofrecer los artículos, pero la verdad, es que pude estar un buen rato sin que se acercaran.

Pude notar que el hecho de que no hubiera gente comprando en un inicio, aumento mi ansiedad, porque pensé que iban a insistir en vender; sin embargo, una vez que entró más gente, me relajé y mi ansiedad fue disminuyendo.

Lo que observé en la gente que entraba a comprar, es que en su mayoría son hombres, aunque también entran algunas parejas, no vi a ninguna mujer sola, entrar al lugar. En la sección de cabinas solo vi a hombres.

Pude observar, que cuando vine acompañada veía con más atención los artículos y preguntaba de los que desconocía, pero ahora me cuesta más trabajo fijar mi atención en alguno, como que me da pena.

Después de un rato se acerco una joven a preguntarme si buscaba algún artículo en particular y le respondí que no iba a comprar, que yo era una estudiante de Psicología Social y que me habían dejado de tarea reportar lo que sentía al estar en un lugar como ese, y le pregunté si había algún problema en que me quedara hasta ajustar el tiempo requerido; y me respondió que no había ningún problema, pero iba como sonriendo; yo no se si se reía por la cara de tonta que seguramente estaba poniendo yo, o por lo que le dije, pero cuando salí de ahí, me acerqué a ella para despedirme, y lo hizo de una manera muy cordial, me deseo suerte en mi tarea y yo le di las gracias, y salí bastante aliviada del lugar.

Hola

febrero 23, 2010

En éste blog, se publicarán algunos relatos, entrevistas y sentimientos, sobre sexualidad; algunos de ellos, serán sobre autoerotismo femenino.

Se aceptan comentarios, sugerencias y demás.

Ivonne G